Volver a recursos

bcbMonitor - Fabricación aditiva

Controlando la temperatura para asegurar la calidad del producto final.

La fabricación aditiva, también conocida como impresión 3D, permite crear piezas directamente desde un modelo digital sin necesidad de las herramientas de mecanizado sustractivo tradicionales y con unas limitaciones de geometría mínimas.

El sinterizado láser, utiliza un láser de alta potencia para fundir polvo fino metálico y crear piezas funcionales con geometrías complejas en 3 dimensiones. En el caso de piezas plásticas, la fabricación se realiza por deposición de material fundido en capas sucesivas.

El calor es parte integral del proceso de fabricación aditiva y necesita ser monitorizado para detectar fenómenos que tienen un efecto directo en la calidad y prestaciones tanto dimensionales como mecánicas del producto final. El diagnóstico de estrés térmico o distorsiones mediante sensores de contacto típicos como termopares, RTDs o termistores, resulta complicado o, incluso, imposible. Las cámaras termográficas pueden ayudar a los ingenieros de fabricación a estudiar el proceso y sus propiedades térmicas, correlacionando temperaturas medidas durante el proceso con parámetros de calidad del producto terminado.

Con ayuda de la termografía se pueden identificar porosidades, delaminaciones, retracciones, acabados superficiales pobres o defectos dimensionales.

bcbMonitor-Fabricacion-aditiva

Descarga Documentación

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Reglamento General de Protección de Datos 2018. Más información sobre nuestra Política de cookies. | ACEPTAR